Un lugar donde aprender

Somos una escuela de conducción de automóviles habilitada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Nuestra actividad comenzó hace 30 años, orientada hacia mujeres y hombres que buscaban convertirse en conductores y se encontraban con trabas emocionales que les impedían concretar el deseo. La vocación inclusiva y formativa nos llevó a construir un diferencial basado en el acompañamiento personalizado.

Con foco en las inquietudes individuales, desarrollamos soluciones a medida de las distintas necesidades. Además de los cursos formales que posibilitan rendir exámenes para obtener la licencia, ofrecemos una amplia variedad de talleres de orientación para que cada persona transite el camino de conducir como una experiencia única.

Hoy, la escuela consolida nuestra atención a las necesidades de cada conductor con el deber ciudadano de fomentar la convivencia ordenada. Por eso, trabajamos todos los días para ayudar a construir una comunidad donde el placer de conducir vaya de la mano del respeto por las normas.

Vilma_02-1_edited.jpg